Joven subasta su virginidad a cambio de un iPhone 8 y recibe una lección que no olvidará nunca

Joven subasta su virginidad a cambio de un iPhone 8 y recibe una lección que no olvidará nunca

Nana quedó con Xiao en una cafetería para hablar sobre el encuentro de la joven con un hombre. Finalmente la chica acudió a la cita en un hotel y varias cámaras lo grabarían todo.

Un hombre recibe a Xiao en la habitación, se sientan en la cama y le enseña el iPhone 8 sin abrir. El hombre la abraza y de repente entran otros dos señores sin camiseta mientras otro graba el momento. Agarran a la chica y la tiran a la cama. En ese momento de terror entra Nana para gritarle: ”¿¿Estás asustada ahora?? Pues ahora ya sería tarde. No vale la pena esto por un teléfono!

Este es el vídeo completo. En la habitación entra en el segundo 0:27:

Nana Henying decidió compartir a historia para crear conciencia en las más jóvenes. El vídeo ha generado polémica en China y han criticado a la blogger por haber llevado la broma demasiado lejos. Otros piensan que todo es un montaje, pero Nana asegura que todo es 100% real.

Previous Increible motodrone para los policias de Dubai
Next Registran un terremoto de magnitud 6.0 en Japón

About author

Equipo RevuTJ
Equipo RevuTJ 905 posts

Nuestro Staff se complace en traerte la mejor información extraída de la red, de temas tan diversos, divertidos e informativos como nos a sido posible encontrar para ti.

View all posts by this author →

You might also like

Videos

Mucho cuidado con tu árbol de navidad

Los árboles de Navidad pueden convertirse en devastadores y mortales incendios en cuestión de segundos.

Videos

Lola astanova, una auténtica belleza y un portento del piano

Lola astanova, una pianista rusa-estadounidense de 31 años que realmente nos demuestra, que la belleza no esta peleada con el talento.

Videos

Increible reacción de un joven padre de 19 años durante el parto de su hijo

Este joven holandés de 19 años asistía al parto de su hijo y no sabía si estaba contemplando algo mágico o terrorífico. El joven no se podía creer lo que